El derecho del trabajo en México - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: jueves 8 de abril de 2010 Opinión El derecho del trabajo en México

EDUARDO LÓPEZ BETANCOURT

El derecho del trabajo en México

El derecho laboral o del trabajo es el conjunto de normas que regulan las relaciones entre trabajadores y patrones, su creación se funda en la necesidad de proteger y elevar el nivel de vida de los primeros en espera de una existencia más justa. Entre las situaciones que se encarga de reglamentar se encuentran: a) La prestación subordinada de servicios personales; b) La asociación de trabajadores y patrones; c) La regulación justa del trabajo; d) La existencia de autoridades encargadas de aplicar las normas de trabajo; e) Los procedimientos para garantizar la eficacia de todos los derechos de los trabajadores.

Los logros que han obtenido los trabajadores, plasmados fundamentalmente en el artículo 123 constitucional y en la Ley Federal del Trabajo, han sido producto de una serie de luchas, en ocasiones sangrientas. Referente fundamental en la historia del movimiento obrero internacional, es el movimiento de los trabajadores estadunidenses en la ciudad de Chicago, que dio origen al establecimiento del 1º de mayo como Día del Trabajo. Este hecho, impulsó a los obreros de muchos países, para pensar en una organización que les permitiera garantizar sus derechos frente a la fuerza patronal. Nuestra patria recibió esa influencia y pocos años después empezaron a gestarse reivindicaciones obreras, entre ellas, el ideario de los hermanos Flores Magón.

A raíz de la aprobación del artículo 123 de la Constitución, los trabajadores contaron con una base legal para luchar por mejores prestaciones. Junto con su ley reglamentaria, la Ley Federal del Trabajo garantizan los derechos y prestaciones de los trabajadores. Dicho artículo constitucional se divide en dos incisos. El a) regula las relaciones entre el patrón y los obreros, jornaleros, empleados, domésticos, artesanos, y en general cualquier persona que realice trabajos en beneficio de un patrón. El inciso b) regula las relaciones entre los poderes de la Unión, el gobierno del Distrito Federal y sus trabajadores.

La base para que haya una relación laboral la constituye la firma de contratos en materia de trabajo, con ello se evita, en cierta forma, la explotación del trabajador. Existen tres tipos de contratos: individual, colectivo y legal o contrato ley.

El contrato individual, de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, es aquel en el que una persona se obliga a prestar a otra, bajo su dirección y dependencia, un servicio personal mediante una retribución convenida. De esta definición se desprenden tres elementos: primero, la prestación de un servicio personal; segundo, bajo la dirección y dependencia del patrón; tercero, mediante una retribución convenida.

El contrato laboral lo podrán suscribir las personas mayores de 16 años. La ley permite el trabajo de menores de 14 hasta 16 años, los que celebran contrato por medio de sus representantes. Se requiere que los menores de 16 años y mayores de 14, hayan terminado su educación primaria para permitirles laborar salvo que se compruebe compatibilidad entre los estudios y el trabajo.

Los beneficios que otorgan los contratos de trabajo, son los referentes al artículo 123 de la Constitución federal y leyes reglamentarias. Esto no quiere decir que quienes no celebren contrato no tendrán beneficios, sino que el contrato de trabajo facilita la obtención de todos esos beneficios para los trabajadores, por ello es recomendable siempre la forma escrita en los contratos de trabajo.

El contrato colectivo es todo convenio celebrado entre uno o varios sindicatos de trabajadores y uno o varios patrones, o uno o varios sindicatos patronales con el objeto de establecer las condiciones, según las cuales debe prestarse el trabajo. El contrato colectivo deberá contener: la cantidad que se pagará en horas; las horas de trabajo; la intensidad y calidad del trabajo; los descansos y vacaciones, y las estipulaciones que convenga o acuerden las partes.

Las estipulaciones del contrato colectivo se extienden a todas las personas que trabajen en la empresa, aún cuando no sean miembros del sindicato que lo haya celebrado; además, los contratos pueden celebrarse por tiempo indefinido, este debe revisarse cada dos años a petición de alguna de las partes, lo cual tiene por finalidad señalar un plazo de seguridad, durante el cual no se modificará el contrato, y también vencido el término, dar oportunidad a las partes para incluir en ese contrato estipulaciones que estimen justas. En el renglón de salarios la revisión es anual. elb@servidor.unam.mx

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.