Una vida de guerra - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: viernes 12 de febrero de 2010 Opinión Una vida de guerra

SERGIO LUGO *

Una vida de guerra

A Genaro Vázquez y la ACNR

Las condiciones infrahumanas impuestas por la oligarquía en perjuicio de la mayoría de la gente de nuestro pueblo, hacen necesarios una vez más, las montañas del sur del país. Estos montes que sirvieron de trinchera a nuestros héroes de la Independencia y de la Revolución, serán escenario de la última batalla que la clase campesina tiene que lograr para su total liberación. La burguesía y los caciques, al igual que en otros tiempos, se considera intocable y abusa de esta situación de privilegios para humillar y asesinar a las masas hambrientas de campesinos y obreros que reclaman justicia o piden que sus derechos sean respetados”.

Estas son las palabras de Genaro Vázquez las cuales pudo captar el fotógrafo y periodista Armando Lenin Salgado en 1971 en la sierra de Guerrero. Este texto lo podemos consultar en su libro Una vida de guerra, que luego de 20 años de censura, fue reditado hace unos meses.

El libro trata de la experiencia del autor como fotógrafo (cuya familia es de Iguala). Narra, por ejemplo, su encuentro junto con Mario Menéndez en 1967 con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la selva colombiana.

Colaborador en las revistas ¿Por qué? Del gordo Menéndez y Sucesos para todos, de Gustavo Alatriste, el periodista Armando Salgado también capturó los momentos álgidos del movimiento estudiantil de 1968, donde destacan la foto del bazucazo y las de Tlatelolco del 3 de octubre, así como imágenes esenciales del 10 de junio de 1971. Destaca, por supuesto, la entrevista que le hizo a Genaro Vázquez en 1971, durante 5 días en la sierra de Guerrero. Previamente la señora Solís Morales contactó a Salgado en el DF. Las fotos más famosas del guerrillero son de la autoría de Salgado.

Una vida de guerra volvió a aparecer públicamente luego de una entrevista que le hice a Armando Salgado en su casa en Pilcaya. La cual se publicó en la revista Zócalo en octubre de 2008. Él me regaló su libro en fotocopias pues me contó que luego de su publicación en 1990, ya no quisieron reditarlo. Posteriormente acudí a Modesto Brito, entonces diputado federal, para que se publicara el libro a través del grupo parlamentario del PRD, se interesó inmediatamente, gracias a él y a su equipo integrado por Zealtiel Benítez, Agustín Nieto, Andrés Díaz y la señora secretaria Julieta, el libro Una vida de guerra resurgió en 2009. Para esto también reconocemos la aportación del entonces diputado federal, Alfonso Suárez del Real, secretario de la Comisión de Cultura.

En el prólogo, Modesto Brito plasmó: “La cámara de Armando Lenin Salgado y su trabajo representa un testimonio único en la historia de nuestro país. Por ello, la memoria política de un pueblo, debe estar en presencia permanente en los libros y en los corazones de los bien intencionados. El olvido sólo conviene a los nuevos conservadores que embozados en la desmemoria, quiere suprimir los anhelos libertarios de miles que desean una nación justa, democrática y libre. Sirva esta publicación como un reconocimiento para Armando Lenin Salgado”.

Como fondo, la naturaleza guerrerense, como si fuera una selva que te envuelve, que te atrapa; al centro, descansando en una hamaca, con su rifle reposando en sus piernas y unos papeles entre sus manos, pero con la mirada fija a la cámara, está Genaro Vázquez. Esa es la portada de Una vida de guerra.

Este libro, quiero que sirva como homenaje y como una ocasión para el rencuentro con los cívicos. En la entrevista entre Armando Salgado y Genaro Vázquez, podemos encontrar la esencia de la lucha de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR), de ahí su vital importancia y punto de partida para todo aquél que quiera sentir el corazón de ese movimiento guerrillero.

En el texto, las respuestas del profesor ante el periodista tienen vigencia histórica en la realidad de Guerrero, sería imperdonable, no discutirlas, sobre todo ahora que la izquierda electoral, está perdida en el mar de la mediocridad y naufragada en las profundidades de la ambición por el poder. A los izquierdistas pragmáticos se les pide que no ensucien la memoria del profesor y sus compañeros guerrerenses, que murieran por la liberación de México y una patria nueva.

“Por eso después del primer paso señalado, la Asociación Cívica Guerrerense se transformó en Asociación Cívica Nacional Revolucionaria, organismo que de hecho es la base de donde surgirán las demás organizaciones armadas. Nuestros objetivos generales son los siguientes: 1)Derrocamiento de terratenientes y capitalistas pro imperialistas. 2) Instauración de un gobierno popular, integrado por campesinos, obreros, estudiantes, intelectuales progresistas y pueblo trabajador en general. 3) Plena independencia económica y política. 4) Establecimiento de un orden de vida social, justo en beneficio de las mayorías trabajadoras de México”, afirmó Genaro Vázquez.

Para obtener el libro, escribir a www.redsocialclub.blogspot.com

*Promotor cultural de Taxco

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.