Denuncian alcaldes que los intentan extorsionar con 50 mil dólares para no atacar a sus familias - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: lunes 27 de julio de 2009 Política Denuncian alcaldes que los intentan extorsionar con 50 mil dólares para no atacar a sus familias

Exponen casos ante Salinas Altés; son personeros del narcotráfico

Denuncian alcaldes que los intentan extorsionar con 50 mil dólares para no atacar a sus familias

MARLEN CASTRO

CHILPANCINGO, 26 DE JULIO. Los alcaldes de la entidad, de todos los partidos políticos, tanto de municipios pobres como ricos, reciben amenazas para exigirles 50 mil dólares mensuales por protección para ellos y sus familias; de lo contrario, su integridad y la de sus seres queridos está en riesgo.

Los presidentes municipales que fueron consultados aceptaron lo anterior, pero pidieron mantener sus nombres bajo resguardo, pues temen represalias de quienes han intentado extorsionarlos.

Expusieron esta situación al secretario de Seguridad Pública, Heriberto Salinas Altés, quien sólo les recomendó que extremaran las medidas de seguridad, que siempre anden con escoltas y no vayan a comunidades que representen riesgos.

“Ha habido ocasiones en las que me han llamado hasta a mi casa, porque en el ayuntamiento ya no les contestaba, ni en el celular”, reveló un alcalde.

Los consultados coinciden en que estos intentos de extorsión comenzaron entre febrero y marzo de este año, y aunque aseguraron que no han cedido a esas presiones, creen que los municipios que han estado más expuestos a la violencia de la delincuencia organizada y tienen recursos para pagar “esa protección” sí estén colaborando.

Sin embargo, aceptaron que sienten temor pues las amenazas son a cualquier hora del día.

En el caso de los priístas, se reunieron para tomar medidas ante las amenazas, y acordaron que ninguno debía contestar las llamadas a sus celulares si no se conocía el número de procedencia.

En los ayuntamientos contesta sus llamadas el secretario particular y sólo cuando está bien identificada la persona del otro lado del auricular es comunicada con el presidente.

En tanto que en sus casas tampoco se contesta ninguna llamada si desconocen el número de procedencia.

El bloque de los alcaldes perredistas está menos coordinado, pero un grupo de ellos, por lo delicado de la situación, pidió una reunión con el secretario de Seguridad Pública, con la intención de recibir el apoyo del gobierno estatal.

Contaron que la respuesta de Salinas Altés los decepcionó, porque no asumió las coacciones a los alcaldes como una amenaza a la propia seguridad gubernamental, sino como algo que deberían resolverlo ellos en ese nivel de gobierno.

Sólo les recomendó que siempre anden con escoltas y no vayan a comunidades que impliquen riesgos.

En el caso de los municipios pobres, su presupuesto ronda los 20 millones de pesos anuales en promedio, lo que implica que en cuatro meses se acabarían los recursos del ayuntamiento si pagan la extorsión, por lo que han decidido correr el riesgo, expresaron.

Los ayuntamientos con más recursos aseguraron que la cantidad que les exigen implica que dejen de ser gobierno.

Ninguno de los consultados se aventuró a decir si esas amenazas proceden de las bandas de narcotraficantes que se pelean el control del territorio guerrerense o grupos de extorsionadores que quieren sacar provecho el clima de violencia que hay en la entidad.

Sea de donde venga la amenaza, lo cierto es que ningún alcalde responderá una llamada a su celular si no conoce quien está al otro lado de la línea.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.