Rayarte y su consigna del arte en las paredes - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: domingo 5 de abril de 2009 Cultura Rayarte y su consigna del arte en las paredes

Rayarte y su consigna del arte en las paredes

SOL VÁZQUEZ

Considerada como una de las mejores de su tipo en nuestro país, la revista Rayarte, en un número editado especialmente para la ocasión, presenta textos y fotografías del segundo mega concurso de graffiti que se llevó a cabo en el Estadio Azteca, de la ciudad de México, el pasado mes de febrero, un certamen donde también participaron bandas de rap y el hip- hop, géneros en los que la habilidad espontánea para componer rimas y estrofas son las que le dan a cada artista una identidad personal de la que, en muchos casos se aprovecha la industria cultural para generar dinero.

El punto es que Rayarte es una revista que presenta en sus 40 páginas de excelente calidad en cuanto al papel y resolución de la imagen, las fotografías del proceso de creación de los graffitis y el producto final que cada joven propone al participar en este tipo de concursos. No importa si no se comulga mucho con esto de “la rayadera en las paredes”, dijeran las abuelas, o “las canciones habladas” y no cantadas, dijeran las tías. La revista es un punto de partida para empaparse un poco de las tendencias de jóvenes que ven en el graffiti una forma de canalizar energía y sentimientos diversos de manera gráfica, y que también da cuenta de la participación musical de los grupos de rap y hip hop que están estrechamente relacionados con este movimiento.

A pesar de ser una revista totalmente gráfica, hay cierto equilibrio en cuanto a la aparición de textos, cuyo lenguaje es sencillo y en donde no se censuran las groserías o la denuncia del abuso que muchos policías perpetran contra quien cometió el grave error de tomarse una cerveza en la calle después de volver de un concierto o durante una pinta. La calidad de las ilustraciones de la revista la convierte por sí misma en un registro importante de todas esas obras que reflejan la visión de un pueblo joven, que es prácticamente sitiado por el desempleo, la inseguridad y la tan mentada falta de oportunidades para el desarrollo.

En sus páginas se observan graffitis que igual retratan a Juan Pablo II como a Lenny Krávitz, Bono y Michael Jackson, o que consignan la pasión por los logotipos de los equipos de futbol y los principales personajes de los cómics de aquellos tiempos en que, cuando niños, se nos prohibía injustamente rayar en las paredes del interior de nuestras casas, a pesar de que ya desde tiempos prehistóricos, en alguna cueva de este planeta se comenzó con este arte tan singular. n

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.