Descalifica Aguirre Franco combate al narcotráfico - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: lunes 9 de marzo de 2009 Sociedad Descalifica Aguirre Franco combate al narcotráfico

La violencia incrementa, reprocha

Descalifica Aguirre Franco combate al narcotráfico

CITLAL GILES SANCHEZ

El arzobispo Felipe Aguirre a su llegada a la conferencia de prensa en la catedral del puerto
El arzobispo Felipe Aguirre a su llegada a la conferencia de prensa en la catedral del puerto Foto: DAVID NOH COLLI

El arzobispo de Acapulco, Felipe Aguirre Franco, criticó que la estrategia para el combate a la delincuencia organizada si bien ha logrado algunos resultados, “es preocupante” el alto costo que cobra en vidas humanas, pues a pesar de los esfuerzos, violencia permanece en la sociedad.

En conferencia de prensa, recordó las cifras de ejecutados que se registraron en 2008 a consecuencia de la delincuencia organizada, donde Guerrero ocupó el cuarto lugar nacional, con 468 muertes de las 5 mil 661 que se cometieron.

Destacó que en el primer bimestre de este año, Guerrero está en tercer lugar con 42 muertes de las mil 113.

Ante estas cifras, Aguirre Franco manifestó que a pesar de que la estrategia contra el crimen organizado ha logrado desarticular algunas bandas de secuestradores y narcotraficantes, “es preocupante el alto costo que se está pagando”.

Consideró como “grave y preocupante” que este tipo de situaciones violentas continúe y represente un problema mayor, aun cuando se hacen grandes esfuerzos en el combate,

Propuso que en este tiempo de Cuaresma, haya un cambio total y radical en las actitudes, desde adentro de la familia hacia afuera, pues coincidió en que no será con militares, ni las cárceles, la solución al problema.

Con respecto a que en Guerrero las ejecuciones y secuestros van dirigidos hacia familiares de ex alcaldes, ediles y funcionarios, consideró que es una forma de venganza ante la organización que tienen las autoridades encargadas de promover la seguridad y contrarrestar el narcotráfico en el estado.

“Son revanchas contra las autoridades de seguridad y son éstas ahora con frecuencia el objetivo de sus agresiones, así que no nos extrañe que se agredan a jefes en sus diferentes niveles”, dijo.

Aunque consideró que pudiera haber infiltraciones de algunas autoridades hacia el narcotráfico, pues destacó que la corrupción es la puerta abierta al narcotráfico, “cuando una persona es corrupta no le importa aliarse con los narcotraficantes si lo que quiere es dinero”.

Condenó que en Guerrero la delincuencia organizada ya comienza a reclutar a niños para que sean sicarios y sentenció que este tipo de personas que hacen daño a los niños deberían atarles al cuello una rueda de molino y ser arrojados al fondo del mar.

Ante las detenciones de menores relacionados con el crimen organizado, Aguirre Franco aseguró que en Guerrero hay ya una especie de formación laboral para que los narcotraficantes puedan llevar a cabo sus más torvas decisiones y reclutan a niños de 8 o 9 años que por 5 o 10 mil pesos son capaces de matar.

Destacó que el hacer daño a un niño merece una castigo tal como el que dijera Jesús y que está plasmado en Mateo 18,6. “pero quien escandalice a uno de estos pequeños, mejor le sería que le fuere atada al cuello una rueda de molino y se le precipitara en el fondo del mar”.

“Lo digo yo como sacerdote, ellos merecen la condena que Jesucristo dijo, que le atoren un piedra de molino y ser arrojado al fondo del mar porque están haciendo mal a los pequeños, es reprobable por todos lados”, aseveró el prelado.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.