El insurgente Morelos toma Acapulco - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: domingo 6 de abril de 2008 Opinión El insurgente Morelos toma Acapulco

SALOMÓN GARCÍA JIMÉNEZ

El insurgente Morelos toma Acapulco

En un día como hoy –6 de abril–, pero del año 1813, el generalísimo José María Morelos y Pavón avanza con unos mil 500 hombres y conquista el puerto de Acapulco, Guerrero. Dicho sitio, se da en el inicio y contexto de la Guerra de Independencia de México. De esta proeza histórica, han pasado exactamente 195 años. Este domingo, sirva para refrescar la memoria acerca del ilustre Morelos (1765-1815).

Fueron varios enfrentamientos entre insurgentes y tropas realistas. Pero en esta ocasión bastó con sólo 6 días para que los rebeldes se apoderaran de la plaza. La campaña libertaria terminó con la toma del Fuerte de San Diego, en agosto. Era la fortaleza-castillo bien protegida y abastecida por mar, donde se refugiaron las fuerzas virreinales españolas.

De acuerdo con el escritor, periodista e historiador Vito Alessio Robles (1879-1954), en su libro Acapulco en la historia y la leyenda, la toma del Fuerte de San Diego, fue el mayor mérito de la lucha de Morelos en el sur de México. Como queda poco tiempo para las celebraciones del Bicentenario de nuestra Independencia, recordemos un poquito de la biografía del prócer. Digo, ya como parte de los preparativos.

Recapitulando: si recuerdan los tiempos de la Conquista, en 1521, Hernán Cortés y sus soldados españoles, después de muchas batallas, derrotaron a los aztecas en la gran Tenochtitlán (hoy ciudad de México, capital del país). El heroico Cuauhtémoc, último emperador mexica, fue hecho prisionero, torturado y ahorcado a manos de los colonialistas gachupines. La civilización que hablaba náhuatl, pasó a llamarse la Nueva España. Aquel periodo de dominación duró 300 años, si hacemos las cuentas hasta 1821, año de la consumación de la Independencia.

El domingo 16 de septiembre de 1810, el estratega don Miguel Hidalgo y Costilla (1753-1811) inició la lid para quitarnos ese yugo español en la historia de México. El 20 de octubre, el cura Hidalgo nombró como lugarteniente a su ex alumno Morelos, “para que en la costa del sur levante tropas”. Ese mismo año, Juan Alvarez (1790-1867), se integra a las campañas militares del apenas hace unos años joven arriero. Y al siguiente mes, también se sumó a la lucha independentista Hermenegildo Galeana (1762-1814).

Por sugerencias del propio Morelos, acordaron tomar Acapulco para interrumpir las comunicaciones y el sistema comercial del virreinato, para aislar a la Nueva España de la costa del Pacífico y las Filipinas. También para beneficiarse de los productos del mercado asiático e intentar relaciones con otros países.

Pero, el padre de la patria, Ignacio María de Allende y Juan Aldama, fueron muertos por los realistas en 1811. La lucha contra el colonialismo español se debilitó en el norte, pero la continuó el revolucionario michoacano y también sacerdote Morelos.

El 13 de septiembre de 1813, en Chilpancingo, durante el primer Congreso de Anáhuac presentó sus Sentimientos de la Nación a manera de declaración de independencia y existencia de la República Mexicana. Decretó lo siguiente: “Queda rota para siempre jamás y disuelta la dependencia del trono español". Allí, el generalísimo, rechazó el trato de alteza serenísima y pidió ser llamado Siervo de la Nación.

El 9 abril de 1814, Morelos dio la orden de quemar el puerto. El 12 de abril, las fuerzas realistas al mando de José Gabriel de Armijo, retomaron Acapulco, que se mantuvo como bastión de las fuerzas virreinales hasta la consumación de la emancipación. En Apatzingán, el Congreso aprobó el 22 de octubre de 1814 la primera Constitución de México.

En resumen, en su servicio a México, de 1810 a 1815, y ayudado por muchos cuadros insurgentes, Morelos logró conquistar la mayor parte del sur y centro del país. Adoptó interesantes tácticas guerrilleras que aprovechaban el terreno accidentado y el apoyo popular. En tierras del actual estado de Morelos, fue famosa su acción militar del Sitio de Cuautla (del 9 de febrero al 2 de mayo de 1812). Y no se diga la del sitio de Acapulco, o las batallas de: El Veladero, Tenancingo, Huajuapan, Oaxaca, Michoacán, Orizaba, Tixtla, Chilapa y Lomas de Santa María.

Cuando quiso avanzar hacia la ciudad de México, comenzó a sufrir derrotas frente a las tropas de Iturbide y del virrey Calleja. Fue capturado el 5 de noviembre de 1815 después de la batalla de Temazcala (Puebla). Fue juzgado por la Inquisición, y finalmente fusilado el 22 de diciembre de 1815, en San Cristóbal Ecatepec.

Posteriormente, su ciudad natal, Valladolid, pasó a llamarse Morelia (1828), y en 1869, Benito Juárez decretó que el estado de Morelos, así se nombrase, en su honor.

Termino con un verso del poeta español Antonio Machado (1875-1939), de sus Proverbios y cantares: “Cuatro cosas tiene el hombre / que no sirven en la mar: / ancla, gobernalle y remos, / y miedo de naufragar”.

salomongj@hotmail.com

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.