También de deporte habla la Biblia, señala teólogo de visita en el puerto - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: domingo 23 de marzo de 2008 Deportes También de deporte habla la Biblia, señala teólogo de visita en el puerto

Debe evitarse la competencia sólo por dinero, advierte

También de deporte habla la Biblia, señala teólogo de visita en el puerto

HECTOR BRISEÑO

Los pasajes de la Biblia pueden contribuir a formular un ideario deportivo, así lo señaló Luis Arturo Santiago, licenciado en teología por la Universidad Presbiteriana de la ciudad de México, quien remarcó que algunos versículos son claros al marcar criterios de conducta humana los cuales pueden aplicarse a las actividades deportivas.

En el caso de la afición a los espectáculos deportivos, Luis Arturo Santiago dijo “es necesario insistir en que no es malo admirar a un deportista, tomar como ejemplo sus victorias o su carrera deportiva, lo que no se debe hacer es caer en la idolatría, es decir, en rendir culto a ídolos deportivos”.

En el caso de la frase o imagen de Juan 3:16, que apareció durante muchos años en las tribunas de torneos internacionales de corte masivo, como el mundial de futbol, lo que se trataba era de difundir uno de los versículos más famosos del texto bíblico: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

Cuando se trata de eventos masivos “vistos en muchas partes del mundo, hay quienes aprovechan la oportunidad para dar testimonio de su fe, como los jugadores Tafarel y Kaká de Brasil, por lo que hacen un llamado al resto del mundo para vivir de acuerdo con el mensaje de Dios”, señaló el licenciado en teología.

Lo más importante de la practica deportiva es evitar los excesos, cuando se empieza a presionar al atleta en busca de dinero, cuando se da paso a un deporte carente de valores, “en lo que no está de acuerdo la Biblia es en la presión ejercida hacia los deportistas, entonces vienen las cuestiones de doping, la búsqueda de la trampa, la competición exclusiva por dinero, que es otro tipo de idolatría”, sintetizó Arturo Santiago, quien se encuentra Acapulco con motivo de la Semana Santa.

En la primera carta escrita por Pablo a los corintios (1-Corintios 9, 24:27), la Biblia hace referencia a los juegos deportivos celebrados en Corinto cada dos años, “¿No han aprendido nada en el estadio? Muchos corren, pero uno solo gana el premio. Corran, pues, de tal modo que lo consigan. En cualquier competición los atletas se someten a una preparación muy rigurosa, y todo para lograr una corona que se marchita. Así que no quiero correr sin preparación, no boxear dando golpes al aire. Castigo mi cuerpo y lo tengo bajo control, no sea que después de predicar a otros yo me vea eliminado”, apuntó el teólogo.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.