Contribuyen comida chatarra a índices de obesidad en el estado - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: domingo 1 de julio de 2007 Sociedad Contribuyen comida chatarra a índices de obesidad en el estado

Urge difundir consecuencias de consumo, señala estudio de la UAG

Contribuyen comida chatarra a índices de obesidad en el estado

GUILLERMO CASSANI CALVA

CHILPANCINGO, 30 DE JUNIO. Pasteles, margarinas, galletas, donas, palomitas y sustitutos de crema para café son apenas algunos de los alimentos que, más allá de ser una delicia para el paladar, son transportadores de los ácidos grasos trans (AGT), los cuales están asociados a padecimientos crónico degenerativos, advierte un estudio de la unidad académica de Ciencias Químico Biológicas de la UAG.

Señala que a pesar de esta información, en Guerrero y el país apenas se está comenzando a investigar al respecto para determinar en qué grado afectan a la salud los AGT y hasta qué punto es conveniente el consumo.

Explica que los AGT favorecen el aumento de los principales factores de riesgo relacionados con la enfermedad cardiaca coronaria, al tiempo que incrementan el riesgo de padecerla. “También favorecen la resistencia a la insulina; producen efectos sobre la lactancia materna, principalmente a nivel metabólico, y propician la disminución de la función mitocondria.

Aunado a ello, el incremento del consumo de los AGT se relaciona con la obesidad. Según datos de la Secretaría de Salud, en Guerrero seis de cada 10 personas son obesas, cifra que sitúa al estado entre los primeros lugares en la lista de obesidad.

Afirma que en los últimos años se ha observado una disminución de 30 por ciento en el consumo de alimentos saludables, así como un obvio aumento de productos comestibles que no tienen un aporte nutricional adecuado. Asimismo, se han elevado los niveles de consumo de alimentos y bebidas industrializadas con alto contenido calórico y ricos en grasas saturadas, al tiempo que se ha registrado una importante disminución de actividad física, lo cual ha contribuido, entre otros factores, a incrementar el número de personas obesas, a tal grado que este problema se ha convertido en uno de los más graves del sector salud.

“Con la llegada de las empresas trasnacionales en el mercado, hay una gran variedad de alimentos ricos en AGT, como las margarinas y pasteles, que tienen cubiertas a base de chantilly; los productos de panadería, así como las palomitas, los sustitutos de crema para café y las galletas. Casi todas esas tiendas y procesadoras de alimentos rápidos usan estos ácidos, pero la población ignora que existen y que están asociados a padecimientos que pueden causar daños graves a la salud”.

Señala que “ante los abusos de los fabricantes que no declaran en el etiquetado de sus productos el uso de AGT y frente a la ignorancia de la gente, los académicos, quienes sabemos que tenemos un compromiso con nuestra sociedad, tratamos de implantar una política para regular el uso de estos ácidos en la industria alimentaria”.

Habló de la importancia de un plan de acción que incluye, entre otras cosas, buscar que las autoridades legislen sobre el etiquetado de los alimentos para que productores y empresarios den cuenta del uso de los AGT; crear una campaña masiva de orientación y difusión acerca de estos ácidos y sus efectos en la salud, y generar investigaciones acerca del tema.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.