Crisis de los partidos políticos en Guerrero - La Jornada Guerrero
Usted está aquí: lunes 19 de marzo de 2007 Opinión Crisis de los partidos políticos en Guerrero

JOSÉ VILLANUEVA MANZANÁREZ

Crisis de los partidos políticos en Guerrero

Los partidos políticos son expresiones del derecho fundamental de los ciudadanos a defender agrupadamente ideas y objetivos comunes. Son vitales en la vida política moderna. Ellos le han dado forma a la democracia representativa desde fines del siglo XIX y son de diversas connotaciones.

El Estado moderno es un Estado de partidos porque ocupan un lugar central en la formación de los órganos de representación, de gobierno y en las funciones de intermediación entre el Estado y la sociedad. Son los principales articuladores y aglutinadores de los intereses de la sociedad.

Las funciones principales de los partidos políticos han sido clasificadas en dos vertientes: la social y la institucional. La primera se refiere al deber que tienen los partidos de educar a los ciudadanos para la democracia, de fomentar los valores democráticos, el respeto a los derechos humanos, la práctica de la tolerancia y el disenso, además de capacitar a sus miembros en los principios del partido y difundirlos entre los ciudadanos.

La función institucional se refiere al reclutamiento, selección y preparación de ciudadanos para las tareas de gobierno, con la finalidad de preparar cuadros para tener un grupo dirigente que se encargue de los asuntos públicos. También está el hecho de organizar elecciones y participar en el proceso electoral determinando candidatos y representantes electorales, así como de participar en la organización y composición de los poderes públicos.

Sin embargo, en el ejercicio de sus funciones, los partidos políticos en Guerrero desarrollan grupos que se apoderan de sus dirigencias y, por lo mismo, de sus decisiones fundamentales. Estos se llaman cacicazgos, tribus o élites que por cualquier medio tratan de colocar a sus cuadros en las posiciones de decisión y de poder, violentando su propias normas estatutarias y provocando el desencanto social.

El sistema de partidos en Guerrero es débil. A las decisiones que deberían ser colectivas se levantan personajes con visos de caciques o supuestos líderes morales autoritarios que se adjudican las decisiones, causando malestar a los militantes y desconfianza en este tipo de agrupamientos. Los órganos de gobierno de los partidos están sin funcionar y sólo se convierten en instancias para dar legalidad a los acuerdos cupulares.

En los actuales tiempos los partidos adolecen de gran impopularidad; se han convertido en una carga financiera para el erario y han logrado muchas veces dividir a la sociedad manteniendo posiciones que ponen en riesgo la paz y la unidad nacionales.

Los partidos políticos reiteradamente nos han enseñado la imposición, el autoritarismo y las decisiones verticales y centralizadas. Han inaugurado una etapa de pragmatismo, donde sus clases dirigentes han hecho a un lado los principios y los objetivos comunes y buscan denodadamente el poder por el poder, para sumar riquezas y para tener influencia, y no para llevar a cabo un proyecto de gobierno que le sirva a la sociedad.

Sin duda los partidos en Guerrero son un reflejo del viejo régimen autoritario que queremos transformar y cuya oportunidad es viable mediante una reforma de Estado que haga que estas formas de organización social se democratizen.

Guerrero necesita partidos que transparenten sus procedimientos internos y que se apeguen a la legalidad de sus propias normas, que promuevan los valores democráticos como el diálogo, la negociación, la tolerancia y el respeto a la ley.

Partidos con decisiones más horizontales, donde se haga valer la voz de sus militantes y funcionen sus órganos de gobierno como verdaderos parlamentos de debate, de discusión y de deliberación. La mayor frustración de un ciudadano es que sus derechos políticos se vean violentados por decisiones arbitrarias de algunos dirigentes.

Por eso mismo, a los partidos se les debe someter a la legalidad. Es preciso que en esa amplia reforma política que se pretende se apruebe la inclusión del juicio electoral ciudadano o, como otros le denominan, juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano, que equivale al juicio de amparo en materia electoral y que ya han adoptado varias legislaciones locales.

Este juicio, que ahora sólo conoce la sala superior del Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ha obligado a los partidos a apegarse a su legalidad interna, y protege el derecho a votar y de ser votado; la libre asociación para formar parte de los asuntos públicos; el derecho de afiliación a los partidos y la protección a los derechos de la militancia partidista.

Hoy se propone que lo conozca el Tribunal Estatal Electoral y tenga las facultades para determinar si un ciudadano guerrerense fue violentado en sus derechos político-electorales y le sean restituidos esos derechos en primera instancia, porque la última siempre será el tribunal federal, al que podrán acudir cuando haya inconformidad por alguna resolución local.

El juicio electoral ciudadano tiene que ser una propuesta apoyada por todas las fuerzas políticas, porque permite fortalecer el estado de derecho cuando todos los partidos se sometan al escrutinio de la ley, y los ciudadanos tengan la seguridad de que sus derechos políticos están protegidos en esta misma entidad.

El Tribunal Electoral del estado de Guerrero ha sido hasta ahora un órgano eficiente, ya que más de 95 por ciento de sus resoluciones han sido confirmadas por el tribunal federal, lo que lo hace confiable para tener la facultad de conocer el juicio referido.

El juicio electoral ciudadano, aunado a otras propuestas como las candidaturas ciudadanas, será materia de discusión pública en los próximos meses. Su aprobación es irreversible en un estado democrático.

jvmanzanarez@yahoo.com.mx

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.